Basilea

Cantón: Basel-Stadt (BS)
Punto álgido: 260 m sobre el nivel del mar
Salir a la superficie: 22,75 km²
Habitante: 171’513 (31. diciembre 2017)
Densidad demográfica: 7539 habitante / km²
Website: www.bs.ch
Basilea (en alemán: Basel ['ba:zəl], en francés: Bâle [ba:l]) es una ciudad suiza ubicada en la frontera con Francia y Alemania, la tercera más poblada del país (172 662 habitantes en el cantón de Basilea Ciudad según datos de 2013; 547 000 habitantes en la aglomeración[2]​, perteneciente al cantón de Basilea Campiña), lo que la hace la tercera área urbana más grande de Suiza, tras las de Zúrich y Ginebra. En Basilea tienen sede el Banco de Pagos Internacionales y la Federación Internacional de Balonmano. La ciudad de Basilea es la segunda economía más grande de Suiza después de la ciudad de Zúrich y tiene el PIB per cápita más alto del país, por delante de los cantones de Zug y Ginebra.[3]​ Basilea es uno de los centros mundiales de la industria farmacéutica, en términos de valor, más del 94% de las exportaciones de bienes de Basilea a la ciudad se realizan en los sectores químico y farmacéutico. Basilea representa el 20% de las exportaciones suizas y genera un tercio del producto nacional bruto.[4]​ Basilea es comúnmente conocida como la capital cultural de Suiza. La ciudad es conocida por sus numerosos museos de renombre internacional, desde el Museo de Arte de Basilea, la primera colección de arte accesible al público en Europa (1661) y el museo de arte más grande de toda Suiza, hasta la Fundación Beyeler (ubicada en Riehen). Además, la feria anual de Art Basel, la más importante del mundo, también se celebra en la ciudad. La Universidad de Basilea, la universidad más antigua de Suiza (fundada en 1460), y el compromiso de siglos con el humanismo de la ciudad, han hecho de Basilea un lugar seguro en momentos de inestabilidad política en otras partes de Europa para personas tan notables como Erasmo de Róterdam, la familia Holbein, Friedrich Nietzsche y en el siglo XX también Hermann Hesse y Karl Jaspers. Por su parte, Basilea se unió a la Confederación Suiza en 1501. La ciudad se convirtió en un centro comercial y en un importante centro cultural desde el Renacimiento. En Basilea se inauguró en 1897 el primer Congreso Mundial de Historia Sionista bajo la dirección del intelectual y político judío vienés Theodor Herzl. Este Congreso es el punto de partida de la fundación del estado moderno de Israel. En 2019 Basilea, fue clasificada entre las diez ciudades más habitables del mundo por Mercer junto con Zúrich y Ginebra.[5]​